Aunque los síntomas predominantes de COVID-19 son respiratorios, pueden ocurrir manifestaciones gastrointestinales (GI) 1.

Los síntomas gastrointestinales no se reconocieron o se descuidaron en la etapa inicial de este brote epidémico hasta que se notificó el primer caso en los EE. UU. cuando se identificó el ARN del coronavirus en la muestra en las heces de un paciente 2.

La frecuencia de los síntomas GI variaron ampliamente del 3.0 al 39.6% en los artículos revisados, y la diarrea fue el más frecuente de los síntomas reportados, seguido de náusea y vómito3.

Se han evaluado los datos clínicos de un grupo de pacientes con COVID-19 y una revisión de 60 diferentes estudios que se han realizado con datos sobre síntomas gastrointestinales (4,243 pacientes).

Resultados.

  • El 25% tenía síntomas gastrointestinales, con mayor frecuencia diarrea y dolor abdominal 1.
  • La presencia de manifestaciones gastrointestinales en general fue del 18% 1.
  • El síntoma más común fue diarrea (12.5%), náusea y vómito (10%) y dolor abdominal (9%) 1.
  • La presencia de los síntomas gastrointestinales fue del 17% en pacientes con enfermedad grave en comparación con el 12% en aquellos con enfermedad no grave y fue similar entre adultos, niños y mujeres embarazadas 1.

Manejo

Actualmente no existe un tratamiento específico para COVID-19 y su manejo se basa principalmente en la atención de apoyo. No hay evidencia disponible sobre la eficacia de los medicamentos antidiarreicos, pero se debe realizar una adecuada rehidratación y monitoreo de potasio como en todos los pacientes con diarrea 4.

 Es importante subrayar que los antibióticos y antivirales a menudo se usan para el tratamiento con COVID-19, lo que implica una posible alteración de la microbiota intestinal y causa diarrea. Por lo tanto, es posibe que la microbiota intestinal sea una alternativa terapéutica y que los probióticos puedan tener un papel en el tratamiento de estos pacientes.

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó el uso de probióticos para el tratamiento de pacientes con COVID-19 grave a fin de preservar la microbiota intestinal y prevenir infecciones bacterianas secundarias 4.

Se ha demostrado que el probiótico Bifidobacterium lactis BB-12® y Lactobacillus rhamnosus LGG® desarrolla y fortalece la microbiota intestinal, y disminuye al 50% los días de diarrea de cualquier etiología 5.

En conclusión, la presencia de diarrea debe generar sospechas de una posible infección por SARS-CoV-2 y debe investigarse para llegar a un diagnóstico temprano de COVID-19. La incidencia de diarrea se subestima actualmente y se necesitan más estudios para cuantificar la carga exacta de la diarrea para comparar la sensibilidad de las pruebas fecales y nasofaríngeas, evaluar si la diarrea es un factor predictivo para el pronóstico y aclarar los efectos de COVID-19 en pacientes con enfermedades gastrointestinales subyacentes 4.

 

#ColumbiaSiempreContigo #SaludGeneralDesdeSaludDigestiva #MicrobiotaSistemaInmune

Referencias

1.- Shing K CH et al., Gastrointestinal Manifestations of SARS-CoV-2 Infection and Virus Load in Fecal Samples From a Hong Kong Cohort: Systematic Review and Meta-analysis Gastroenterology 2020;1–15.

2.- Yong L et al., Digestive system involvement of novel coronavirus infection: Prevention and control infection from a gastroenterology perspective J Dig Dis. 2020; 21:199–204.

3.- Schmulson M et al., Alerta: los síntomas gastrointestinales podrían ser una manifestación de la COVID-19 Revista de Gastroenterología de México. 2020; 

4.- D’Amico F et al., Diarrea during COVID-19 infection: pathogenesis, epidemiology, prevention and management et al., Clinical Gastroenterology and Hepatology (2020), doi: https://doi.org/10.1016/j.cgh.2020.04.001.

5.- Jungeresen M Science Behind LGG & BB-12

 

Please follow and like us:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =