La temporada invernal en el país cada día está más cerca, comienzan los frentes fríos y los descensos de temperatura. ¿Sabías qué el frío promueve el desarrollo de unos 200 virus que afectan la salud de todo el mundo y que también disminuye las defensas naturales del cuerpo?

De esta manera, el riesgo de afecciones como la gripe se incrementa en la población general, de igual forma virus como la influenza comienzan a hacerse presentes en las personas, mereciendo una especial atención en los grupos de riesgo.

Y si sumamos todo esto al virus que desato la pandemia este año, lo ideal es empezar a preparar las defensas del cuerpo justo antes de la temporada de invierno, para minimizar los riesgos de padecer alguna de estas enfermedades y sobre todo fortalecer el sistema inmune para hacerles frente.

A continuación, algunos consejos para poder lograrlo:

  • La dieta es uno de los factores fundamentales que influyen en nuestra salud. Debes incluir frutas y verduras de temporada en tu alimentación ya que aportan numerosas vitaminas y minerales que ayudan a la función del sistema inmune. De igual manera los tés, caldos, e infusiones calientes ayudan a la hidratación y contribuyen a entrar en calor.
  • Añadir a tu dieta diaria probióticos y prebióticos te ayudará a fortalecer tu sistema inmune desde el origen, ya que teniendo una microbiota intestinal protegida y poblada de bacterias benéficas tu organismo tendrá una mejor respuesta ante virus o bacterias
  • Si practicas alguna actividad física procura no abrigarte en exceso, protege las orejas y las manos, esto ayudará a que tu cuerpo se adapte mejor a los cambios de temperatura.
  • En tu casa procura que la temperatura sea templada, evitando que se pierda calor por puertas y ventanas.
  • Utiliza frazadas o mantas cuando estés en el sofá leyendo o viendo televisor para procurar no perder temperatura corporal (materiales como la lana aíslan del frío y absorben parte de la humedad sin transmitirla al cuerpo)
  • Fuera de casa en la medida de lo posible evita exposiciones prolongadas a bajas temperaturas, así como cambios bruscos de temperatura.
  • Cubre tu cabeza y manos, proteger bien los pies del frío y la humedad.
  • Toma suplementos ricos en vitaminas, consultando previamente a tu médico
  • Si vas a vacunarte, procura preparar tu cuerpo antes, te sugerimos consumir probióticos especializados en proteger e incrementar tus defensas para evitar los efectos secundarios de la vacuna.
  • Cepas probióticas como BB12 y L.Casei 431 han comprobado tener un efecto positivo sobre los niveles de anticuerpos que protegen al cuerpo de resfriados o infecciones respiratorias.

Recuerda que la salud general viene desde la salud digestiva ¡Cuida tu MICROBIOTA y ella cuidará de TI!

 

#ColumbiaSiempreContigo #SaludGeneralDesdeSaludDigestiva #microbiotasistemainmune

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =