Seguramente te has preguntado la diferencia entre COVID-19, Influenza y Resfriado Común.

Lo que debemos tener muy presente, es que estas tres enfermedades son enfermedades respiratorias ocasionada por un virus. Sin embargo, cada una de éstas es provocada por un virus completamente distinto.

Cuando hablamos de gripe o resfriado común, nos referimos a una infección leve y que no represente un problema grave de salud pública, ocasionada por un virus de la influenza estacional.

La influenza, es provocada por un virus de influenza tipo A y B. El tipo A es el que ha provocado pandemias como la del 2009, A(H1N1), pero también exista el subtipo A(H3N2). Este tipo de infección provoca episodios graves y afecciones como neumonía y/o insuficiencia respiratoria.

Y cuando hablamos del COVID-19, nos referimos a una enfermedad provocada por un tipo de virus que se llama coronavirus tipo SARS-CoV-2 que ha presentado graves problemas a la salud.

Vamos a ver ciertas características de cada una para poder diferenciar a una de otra.

En cuanto a síntomas, podemos decir que entre estas tres enfermedades se pueden compartir fiebre, dolor de cabeza, congestión y fatiga.

Una persona con influenza suele presentar síntomas después de 1 a 4 días de haber contraído la infección.

Una persona con COVID-19 pueden presentan síntomas 5 días después de haber sido infectadas, pero los síntomas pueden aparecer apenas a los 2 días de la infección o recién después de 14 días de la infección, y el rango de tiempo puede variar.

Un aspecto importante y que seguro te lo has preguntado, es el tiempo por el que las personas infectadas pueden propagar el virus.

Tanto en el caso del COVID-19 como de la influenza, es posible propagar el virus por al menos 1 día antes de experimentar alguno de los síntomas.

La mayoría de las personas con influenza son contagiosas por aproximadamente 1 día antes de presentar síntomas. Sin embargo, los niños más grandes y los adultos suelen ser más contagiosos en los primeros 3 a 4 días de la enfermedad y pueden seguir contagiando por aproximadamente 7 días.

En el caso del COVID-19, aún se está estudiando dicha información, sin embargo, lo que se puede decir al día de hoy es que es posible que las personas puedan propagar el virus por aproximadamente 2 días antes de manifestar signos o síntomas, y permanecer contagiosas por al menos 10 días después de la primera aparición de los signos o síntomas. Es decir, por más tiempo que la influenza.

Cuando la persona resulta ser asintomática o cuyos síntomas desaparecen, puede seguir contagiando por al menos 10 días después de su resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19.

Aquí te dejamos un cuadro resumen sobre la diferencia en síntomas entre estas tres enfermedades:

  • Recuerda consumir probiótico específicos que te ayudarán a tener un sistema inmune fortalecido y alerta para atacar cualquiera de estas infecciones, como el probiótico L. casei LC-431® y el B. lactis BB-12®.

 

Referencias:

 

Please follow and like us:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 10 =