Desinfla las bolsas bajo tus ojos

Conforme transcurren los años, aparecen. ¿Qué los origina? Recuerda que es una zona delicada, pero los tejidos y músculos que los sostienen se debilitan. La piel ya no es tan turgente y la grasa que se ubica en el área, puede correrse al párpado inferior y generar las bolsas. Cuando se acumula líquido, también aumenta la inflamación.

Disparos externos

Se confabulan en su contra:

- No dormir lo suficiente.

- Alergias o dermatitis, incluso provocan picazón.

- Cambios hormonales.

- Comer alimentos salados.

- Clima caluroso.

- Herencia.

Asistencia precisa

Algunos remedios caseros, se pueden convertir en tus aliados:

  • Té verde, no sólo sirve para brindarte energía, también ayudará a desinflamar e incluso logra desvanecer el tono oscuro de las ojeras. ¿Cómo lo logra? Gracias a los polifenoles, poderosos antioxidantes que posee, los cuales agilizan el flujo sanguíneo en la piel. Debes saber que cuando lo bebes, esas sustancias antioxidantes aceleran el metabolismo y ayudan a que las enzimas digestivas trabajen mejor y provocan un efecto adelgazante. Volviendo a los ojos, sólo tienes que humedecer dos bolsitas de té verde, en agua caliente por tres minutos, lleva al refrigerador para que se enfríen por 15 minutos y después coloca sobre los ojos, retira en cinco o 10 minutos.
  • Descongestiona la nariz, especialmente en los días fríos o ante un episodio de gripa. Sólo tienes que poner a hervir una taza de agua, una vez que burbujee retira del fuego, agrega ½ cucharadita de sal de mar y disuelve. Espera a que esté tibia y verte en un jarrita, con tapa. Inclina tu cabeza en el fregadero del lado izquierdo y deja caer lentamente un poco del líquido sobre tu fosa nasal derecha, la idea es que el agua drene sobre tu fosa nasal izquierda. Ahora repite este procedimiento pero coloca tu cabeza sobre el lado derecho y deja caer el agua en la fosa nasal derecha.
  • Retira tu maquillaje por las noches, para que los productos cosméticos como delineadores y mascara de pestañas, no los irriten y provoquen mayor inflamación.
  • Compresas frías, son otra opción. Sólo tienes que rebanar pepino, introducirlo en el congelador por cinco minutos y después colocarlos sobre tus ojos cerrados. El mismo resultado lo puedes obtener, con bolistas de gel frío o con toallitas humedecidas en agua helada. El tiempo de pose sobre los ojos es de 10 minutos.
  • Duerme entre siete y ocho horas, usa una almohada que mantenga elevada tu cabeza, impedirá que se cree acumulación de líquidos en los párpados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − doce =