Tips para que no despierte por la noches
Por: Infoprobioticos
Jueves 3 de octubre de 2019

Los recién nacidos requieren entre 16 a 17 horas de sueño, pero sólo dormirán una o dos horas seguidas, conforme crezca sus necesidades de descanso decrecerán y es hasta los seis meses, que tendrá un ciclo de sueño regular, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics.


El sueño es fundamental para su desarrollo físico y emocional, además debes saber que la hormona del crecimiento, se libera mientras duermen los infantes. Los padres son los que deben ayudar a implementar una rutina de sueño entre los tres y seis meses, este período es vital para implementar hábitos, que además brindan seguridad a los nenes, pues se sienten cómodos cuando saben que va a suceder.


Nubes en el horizonte


Si el nene se despierta entre cuatro y cinco veces por la noche, demuestra que no ha aprendido a conectarse con sus ciclos de sueño, tampoco es capaz de auto-calmarse. Existen varios factores que desencadenan el círculo vicioso como: dormir en exceso durante el día, hambre, sed, dentición, infecciones, exceso de calor, una habitación fría y pañal sucio; es importante detectar si alguno de estos motivos ocasiona su malestar.


Tarea de dos


Tienen que hacer un pacto en pareja, ambos padres deben estar de acuerdo para implementar la rutina del sueño. Si el entrenamiento se realiza correctamente, romperán las asociaciones negativas del sueño, el bebé conseguirá adaptarse a una rutina y la calma reinará por las noches en casa.


Pasos precisos a seguir


Los siguientes consejos servirán para implementar una de las rutinas más importantes en la vida de los niños:


* Crea un espacio de descanso antes de acostarlo para que se calme. Prueba a bañarlo y después leerle un cuento, ambas actividades lo relajarán paulatinamente.


* Asegúrate de oscurecer la habitación, con una temperatura agradable, ni mucho calor o frío en exceso.


* No le ofrezcas leche como incentivo para que se duerma.


* Prohibido mecerlo, tendrás que hacerlo continuamente cada que despierte.


* Se constante, no detengas el entrenamiento a media semana. Las costumbres requieren al menos 20 días de repetición para que se conviertan en hábitos.


* Prueba a darle un suave masaje con unas gotitas de aceite de lavanda, diluidas con aceite orgánico de coco. Padres e hijo dejarán de lado la ansiedad al aspirar el aroma, los niños pueden sentir la tuya y mostrarse irritables.


La paciencia es indispensable para lograr la rutina del sueño, pero una vez que se convierta en un hábito todos ganarán en la familia.


 


Desarrollado por DevMéxico con la plataforma Perform Unit