La importancia del protector solar
Por: Infoprobioticos
Martes 3 de septiembre de 2019

Debes saber que incluso en días nublados, el 80 por ciento de los rayos solares ultravioletas pueden traspasar las nubes y afectar la piel.


Daños irreversibles


Proteger la piel a diario con un bloqueador solar de los rayos nocivos del sol, puede reducir los riesgos de padecer cáncer de piel, que es el segundo más frecuente en México, pues cada año se detectan 16,000 casos y en el mundo, cada 52 minutos muere una persona por melanoma, según informes de la Clínica de Oncodermatología de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM.


El que la piel sea morena en la mayoría de los mexicanos, no significa que tengan menos probabilidades de sufrir de esta enfermedad que puede ser mortal, de acuerdo con el boletín de la UNAM, es el principal culpable y resultado del daño acumulado por la recurrente exposición solar desde la infancia.


Está comprobado que los rayos UVA también provocan envejecimiento prematuro y la aparición de líneas de expresión o arrugas. Un estudio realizado a 903 personas, publicado en Annals of Internal Medicine, que tuvo una duración de cuatro años, demostró que aquéllos que usaban protección solar de amplio espectro a diario, no presentaron grandes signos de envejecimiento. 


Las largas exposiciones solares también producen manchas, que van del marrón claro al oscuro, pueden variar en tamaño y no sólo se ubican en el rostro también son comunes en los hombros, brazos, espalda y el dorso de las manos. Se generan por una producción acelerada de melanina para tratar de luchar contra los rayos UVA y UVB. Es probable desvanecerlas o reducir su tamaño con tratamientos láser, sueros correctores o exfoliaciones químicas; sin embargo, los especialistas sugieren proteger la piel con un protector solar a diario, no importa que vivas en la ciudad.


Lo ideal es usar un bloqueador solar de amplio espectro SPF 30 o superior, que bloquea hasta el 96 por ciento de los rayos nocivos, según la Academia Estadounidense de Dermatología. Cuando sales de vacaciones la nieve, la arena y el agua, actúan como lupas que reflejan en la piel, por lo que se incrementa la necesidad de protección solar.


Es conveniente aplicar el protector solar veinte minutos antes de exponerte al sol y reaplicar cada dos horas. La cantidad ideal es similar a una almendra, por cada extremidad, además de la misma dotación para el abdomen y la espalda. En el rostro aplica una porción similar a un frijol y no olvides esparcirlo en orejas y cuello.


 


Desarrollado por DevMéxico con la plataforma Perform Unit