Cuidados semanales para tu microbiota
Por: Infoprobioticos
Miércoles 16 de octubre de 2019

Si constantemente sufres de problemas intestinales como inflamación, gases, diarrea, estreñimiento, náuseas y hasta colon irritable, probablemente tu microbiota, compuesta por billones de bacterias, no goza de una buena salud. Una escasa diversidad del ecosistema intestinal es responsable de estas molestias, que de no controlarse se pueden convertir en enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes y el asma que están relacionadas con procesos inflamatorios, de acuerdo con estudios realizados en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán en México.


Además el intestino es importante para mantenerte feliz, ya que el 90 por ciento de la serotonina, la hormona de la felicidad, se produce en él; pero, no es el único organismo que está regulado en el intestino, el 70 por ciento del sistema inmunológico se alberga en el tracto digestivo. 


Plan de acción


En realidad son varias razones de peso para mantener en equilibrio tu microbiota intestinal. Todos los días de la semana puedes hacer algo para mejorarla.



  • Lunes: inicia tu día con un vaso de agua tibia y el jugo de medio limón, además de hidratar tras el ayuno prolongado de la vigilia, el cítrico contiene vitamina C un potente antioxidante reductor de la inflamación intestinal y pectina, que estimula el crecimiento de probióticos en los intestinos.

  • Martes: apuesta por la fibra en tu desayuno, elige avena una fuente de prebióticos que alimenta a los probióticos, que son bacterias buenas necesarias en tu aparato digestivo que evitan el estreñimiento.

  • Miércoles: tómate 20 minutos para desayunar y comer sentada, a tu cuerpo le encantan las rutinas y al realizarla, le darás la señal para indicarle que es momento de efectuar la digestión y continuar con ánimo tu día.

  • Jueves: realiza una pequeña caminata de 10 o 15 minutos por la tarde o la mañana, aumentarás el flujo sanguíneo a los órganos para ayudar con los movimientos intestinales. Al mismo tiempo te servirá para olvidarte del estrés.

  • Viernes: al terminar tu baño, date un último regaderazo con agua fría, aunque no lo creas dicha explosión de frío, activará el nervio vago que fortalece la movilidad intestinal. Además tonificarás tu piel, si lo practicas a diario.

  • Sábado: come una ensalada de espárragos que son ricos en inulina, una fibra soluble rica en prebióticos, sustancias alimentadoras de los probióticos que se albergan en el intestino y son útiles para controlar la diarrea, de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad Complutense.

  • Domingo: duerme al menos ocho horas, lo que permitirá la reparación y reemplazo de tejidos, una producción saludable de hormonas y neurotransmisores, lo que también optimiza los movimientos intestinales.


Estos hábitos, los puedes convertir en parte de tu vida diaria al igual que ingerir un suplemento probiótico, pues es una fuente de bacterias buenas, que ayudan a equilibrar la población bacteriana y sustituir a las malas en la microbiota intestinal; lo cual ayudará a mejorar tu sistema digestivo y tu estado ánimo.


Desarrollado por DevMéxico con la plataforma Perform Unit