Ayúdale a vencer el miedo al kínder
Por: Infoprobioticos
¿A pesar de que ya ha pasado algunos días en la escuela, tu pequeño todavía muestra temor al asistir?
Martes 3 de septiembre de 2019

Es fácil ayudarle a vencer la ansiedad, ya que es un temor recurrente no sólo para los niños de preescolar.


Para detectar si aún está nervioso con la escuela, observa si presenta alguno de los siguientes síntomas: llora, hace más berrinches de lo normal, le duele el estómago o la cabeza, está huraño o tiene pesadillas. 


Si presenta uno o más signos no lo regañes, pero debes asistirlo para que venza ese temor. No sería correcto que lo dejaras faltar a la escuela, o se acostumbrará y después será más difícil que mejore su disposición.


Estrategias eficientes



  • Nútrelo: ni adultos o pequeños están de buen humor cuando tienen hambre. Así que es importante que desayune, levántalo temprano para que tenga suficiente tiempo para comerlo. Prueba a darle algo ligero como yogur natural y arándanos con un poco de nueces, con esta elección le brindarás probióticos que mejorarán su microbiota intestinal y elevará su sistema inmunológico al mismo tiempo. Llévale un pequeño snack como una fruta o una barra de granola cuando salga de la escuela; dale otro refrigerio entre la comida y la cena como una rebanada de pan integral con mantequilla de cacahuate, que también tiene probióticos que mejoran su humor, según un estudio realizado en la Universidad de Georgia.

  • Rutinas: son importantes para ellos, así que mantén un horario para levantarlo, comer, hacer la tarea, jugar y dormir. A los pequeños les agradan las repeticiones y los hacen sentir seguros.

  • No lo satures: evita integrarlo a demasiadas clases extra escolares, pues necesita tiempo para descansar y si eso no ocurre se estresará. Déjalo que elija la clase, evita lecciones para reforzar el aprendizaje y sólo llévalo dos veces por semana.

  • Juego: de preferencia al aire libre y acompañado de actividades lúdicas. Al llevarlo a jugar con grupos de niños desarrollará sus habilidades para socializar.

  • Dormir: muy importante que duerma entre diez a12 horas si tiene entre tres y cinco años; todavía puedes permitirle una pequeña siesta por la tarde, que incluso le servirá a su cerebro para procesar lo aprendido en la escuela. Cuando no duerme lo suficiente se torna hiperactivo e irritable; hasta es probable que presente hasta un 56 por ciento de retardo en el desarrollo cognitivo, de acuerdo con una investigación realizada en Cuba.


Al cuidar estos detalles poco a poco se olvidará del temor a la escuela y más bien se sentirá feliz de ir al colegio.


Desarrollado por DevMéxico con la plataforma Perform Unit