5 alimentos para equilibrar su microbiota
Por: Infoprobioticos
Jueves 3 de octubre de 2019

Recuerda que los primeros años son fundamentales para el desarrollo del niño. La alimentación juega un papel preponderante en la formación de una microbiota sana, que a su vez estimulará el sistema inmunológico, regulará el metabolismo y podría disminuir las probabilidades de obesidad. Es posible que a los dos años el pequeño ya tenga una microbiota similar a la de los adultos, con la que casi subsistirá toda su vida.


Alimentos aliados


Incluye algunos de ellos en su dieta:


- Leche materna, ha sido objeto de múltiples estudios y se ha demostrado que posee carbohidratos esenciales, que estimulan el crecimiento de Bifidobacterium en el intestino del bebé; incluso puede producir una mejor respuesta a las vacunas, de acuerdo con estudios realizados por la Unidad de Investigación y prevención de Inmunidades y Enfermedades del ARS Western Regional Human Nutrition Center, en California.


- Fibra, se ha encontrado que cuando se inicia una alimentación complementaria, es una ventana de oportunidad para influir en las bacterias del tracto gastrointestinal de un bebé, de acuerdo con un estudio desarrollado por el Instituto de Alimentos de la Universidad Técnica Danesa en Dinamarca. Los carbohidratos complejos son una buena fuente de fibra, que mejoran la composición bacteriana. Encuéntrala en frijoles, garbanzos y arroz integral.


- Fermentados, el yogur es rico en probióticos con bacterias benéficas que logran construir una microbiota sana, mejoran las digestiones y evitan las diarreas. Lo ideal es que sea natural y le añadas algunas frutas, para que tenga ese sabor acidulado que fascina a los niños.


- Espirulina, es conocida por aumentar el crecimiento bacteriano y ayudar a estimular el crecimiento de lactobacilos y una fuente natural de prebióticos. Prueba a incluir una cucharadita en su licuado matutino, no notará su sabor característico si le añades frutas.


- Queso mozzarella, rico en probióticos que mejoran la salud intestinal, además es una fuente de calcio que logrará fortalecer dientes y huesos. Le encantará por su suave sabor.


Es importante que les enseñes a los niños a lavarse las manos, antes de comer y especialmente después de jugar en el parque o la calle, pero es vital que lo hagan con jabones que no sean antibacterianos, pues arrasarán con los microbios que habitan en la microbiota de la piel y que también sirven como defensa de organismos patógenos. También está prohibido el uso de geles antibacteriales por las mismas razones.


 


Desarrollado por DevMéxico con la plataforma Perform Unit