4 ejercicios con pesas para estar en forma
Por: Infoprobioticos
Jueves 3 de octubre de 2019

Los beneficios de usar pesas para el entrenamiento, son que aceleran el metabolismo, generan una quema de calorías adicionales y reafirman los músculos. Sólo necesitas una par de pesas de un kilo, que son fáciles de adquirir en el supermercado. Una botella de agua de un litro generará el mismo efecto, al cargarla.



¿Estás lista para tonificar tu cuerpo?

Estocadas

Trabaja piernas y brazos.


- De pie eleva las pesas al frente a la altura de tus hombros con los brazos estirados.


- Da un paso hacia adelante con la pierna derecha y desciende con la columna recta, mientras flexionas la pierna izquierda y tratas de tocar el piso con la rodilla.


- Al mismo tiempo dobla los codos, para que las pesas rocen ligeramente los hombros.


- Impúlsate suavemente con el pie izquierdo para ponerte de pie nuevamente, al tiempo que juntas los pies y colocas nuevamente los brazos extendidos al frente.


Realiza: 10 repeticiones por cada pierna.


Sentadillas

Trabaja piernas, glúteos y hombros.


- Párate con los pies a lo ancho de las caderas.


- Dobla los codos y toca con las pesas los hombros.


- Comienza a descender como si trataras de sentarte en una silla, vigila que la columna se mantenga recta, mientras contraes el abdomen.


- Al mismo tiempo estira los brazos para que lleguen a las caderas.


- Eleva nuevamente para regresar a la posición de origen.


Realiza: 10 repeticiones.


Tabla

Trabaja el abdomen y los brazos.


- Ponte en una colchoneta boca abajo, elévate sobre los brazos estirados y la punta de los pies. Vigila que manos y brazos se ubiquen bajo los hombros.


- Toma una pesa con la mano derecha. Procede a encoger el brazo de tal forma que el codo, quede a la altura de tu costado y regresa al piso.


- Continúa alternando de brazo.


- Asegúrate que la espalda se mantenga recta y el abdomen contraído.


Realiza: 15 repeticiones por cada lado.
 


Cristo.

Trabaja la parte superior de la espalda y los brazos.


- De pie con los pies separados a lo ancho de los hombros.


- Dobla los codos, para que las pesas queden al frente de tu pecho.


- Trata de flexionarte como si fueras a sentarte, mientras abres los brazos para que queden la altura de los hombros.


- Vigila que el abdomen esté contraído y la espalda recta, no encorvada.


- Lentamente regresa a la posición de inicio.


Realiza 20 repeticiones.


Efectuar al menos tres veces por semana y si es posible cinco para notar resultados en un mes.


 


Desarrollado por DevMéxico con la plataforma Perform Unit