Antioxidantes, claves en el sistema inmune

Se conocieron los efectos benéficos de los antioxidantes en la década de los 90, pues resultaron eficientes para neutralizan los daños de los radicales libres, que suelen dañar a las células, de acuerdo con  un estudio publicado por Proceeding of the Nutrition Society. Cuando hay un aumento en la producción de radicales libres se acelera la lesión de células y ocasionan una enfermedad.

¿Por qué se forman los radicales libres en el cuerpo? Es una reacción a factores externos como la contaminación, el tabaco e incluso los rayos ultravioleta del sol pueden provocarlos. Los antioxidantes limpian los desechos de los radicales libres, en las células y se ha demostrado que logran fortalecer las células del sistema inmune y protegerlas del estrés oxidativo, por su acción inmunoestimulante, según un estudio publicado por European Journal of Clinical Nutrition

Se sugiere obtener los antioxidantes de sustancias que se encuentran presentes en alimentos, especialmente en los de origen vegetal, según reportes de la revista de divulgación de la ciencia de la UNAM ¿cómo ves? Identifica a algunos de ellos:

  • Carotenoides, son compuestos provenientes de la vitamina A, además de mejorar la función inmune, se ha encontrado que logran reducir el deterioro cognitivo debido al envejecimiento. Son aliados de la visión pues la protegen de los efectos adversos de la luz azul (que emite el sol, dispositivos electrónicos e incluso lámparas LED), que llegan hasta la retina, de acuerdo con un artículo publicado en Europe PMC. Encuéntralos en zanahorias, mangos, camote dulce, calabazas y duraznos.
  • Flavonoides, ofrecen beneficios antiinflamatorios e inmunes. Se les asocia con el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, pues logran mejorar las paredes de los vasos sanguíneos y disminuyen la formación de coágulos, según the Linus Pauling Institute. Obtenlos de col rizada, uvas, coles de Bruselas, perejil, jengibre y romero.
  • Cisteína, un aminoácido que contiene azufre y ha demostrado ser eficiente en terapias, en problemas del tracto respiratorio, pues reduce la inflamación. Encuéntralo en coles de Bruselas y brócoli.

Un aliado más

También los probióticos han comprobado que previenen las infecciones respiratorias, específicamente la cepa Lactobacillus paracasei L. casei 431, empleada como suplemento durante 12 semanas en pacientes que habían contraído el resfriado común, al menos cuatro veces en el último año. Se determinó que era seguro y efectivo para combatir el resfriado común y las infecciones respiratorias similares a la influenza, al estimular el sistema inmune, de acuerdo con el estudio Prospective Study of Probiotic Supplementation Results in Immune Stimulation and Improvement of Upper Respiratory Infection Rate.

 

#ColumbiaSiempreContigo

 

Please follow and like us:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − uno =