4 aliados naturales para controlar el brillo

El exceso de sebo es común en la piel grasa, desafortunadamente le brinda un aspecto sucio al rostro. Evita que se forme a lo largo del día, sólo es cuestión de integrar algunos ingredientes naturales a tu rutina de belleza, los cuales es muy probable los tengas en tu cocina:

 

  1. Miel: conocida por sus propiedades antisépticas, inflamatorias y cicatrizantes, es una excelente opción para calmar la piel grasa, que suele acompañarse de brotes de acné. Sólo necesitas esparcirla dos veces por semana, sobre un cutis perfectamente limpio, sin frotar excesivamente para evitar reactivar las glándulas sebáceas, que reaccionaran emitiendo más grasa. Es importante retirar con agua fría, te encantará lo suave que queda tu rostro y al mismo tiempo, lograrás desinflamar los brotes de acné e impedir la aparición de más.

 

  1. Jitomate: tiene propiedades astringentes, por ello logrará mantener a raya la grasa. Además contienen licopeno, un potente antioxidante que ayudará a optimizar la producción de colágeno y a la renovación celular. Introduce un jitomate en el extractor de jugos, y el líquido resultante aplícalo sobre el rostro libre de suciedad y maquillaje, deja actuar por cinco minutos y enjuaga, es recomendable usarlo dos veces por semana.

 

  1. Avena: posee habilidades absorbentes, por lo que te ayudará a dejar una apariencia mate en tu rostro. También reduce la irritación que generan los brotes de acné. Deja remojando por una noche 1/3 de taza de avena con agua caliente. Al siguiente día, licua la mezcla, distribúyela en tu rostro y espera a que trabaje por 10 minutos. Retira con suaves movimientos circulares y agua fría. Te sorprenderá, pues también eliminará células muertas y tu piel lucirá radiante. Es una buena idea aplicarla antes de asistir a una reunión especial.

 

  1. Sábila: seguro has escuchado que posee propiedades desinflamatorias, por lo cual es ideal para combatir barritos, además es ideal para cerrar los poros frecuentes en la tez grasa. ¿Sabías que cuando tu piel se encuentra deshidratada los poros son aún más visibles? Esta situación es muy frecuente en cutis grasos, pues sus poseedoras tratan de controlar el brillo, al eliminar el uso de una crema hidratante, pero es un grave error. Para gozar de sus beneficios, sólo tienes que cortar una ramita, lavarla perfectamente, partirla por la mitad y esparcir la babita en el rostro, espera 10 minutos para retirar los restos con un algodón humedecido en agua de hamamelis.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =