RESTAURA TU MICROBIOTA

Restaura tu microbiota 

En tus intestinos habitan colonias de 300 a 500 especies de bacterias, que conforman la microbiota intestinal, que ha sido objeto de numerosos estudios, que la vinculan con el sistema inmunológico, la salud mental, trastornos hormonales e incluso problemas de la piel. 

Cuando se encuentra en equilibrio, es eficiente para protegerte de microorganismos patógenos; sin embargo, cuando no está equilibrada, puede provocar algunos de los siguientes problemas de salud: 

  • Trastornos estomacales que abarcan desde las flatulencias, diarrea, acidez e incluso estreñimiento. 
  • Si tu dieta es rica en alimentos procesados y azucares refinados, es probable, que estás alimentando a las bacterias nocivas, lo que desencadena inflamación y a la larga algunos tipos de cáncer, de acuerdo con un estudio realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Louisville, en Kentucky. 
  • Cuando hay un sobre crecimiento bacteriano del intestino delgado, también conocido como SIBO, puede generarse una baja de peso, pues los intestinos no son tan eficientes para absorber los nutrientes o por el contrario, ganarás peso pues desearás comer más, debido a la falta de nutrimentos, según información de un artículo publicado por el American Journal of Physiology. 
  • Al incrementarse la inflamación, se altera el sistema inmunológico y serás más propenso a padecer desde infecciones hasta enfermedades autoinmunes. 

Al rescate

Afortunadamente no todo está perdido, realizar cambios en tu estilo de vida alimentaria, puede reportarle beneficios a tu microbiota: 

  • ¿Sabías que los vegetarianos son más saludables que los carnívoros? Gracias a que llevan un régimen nutricional alto en fibras vegetales. Así que prueba a incluir en tu dieta rúcula, espinaca, col rizada y acelgas, que también son una fuente de vitaminas y minerales. 
  • Evita los alimentos procesados, ya que por lo regular han sido elaborados con una gran cantidad de conservadores y emulsionantes, para que te duren más en el refrigerador. Así que integra la siguiente regla a tu estilo de vida, consume alimentos que se pudran después de un período de almacenamiento. Obvio trata de comerlos antes de que eso ocurra, de lo contrario tendrás que desecharlos. 
  • Apuesta por platillos coloridos, como recomiendan los expertos. No sólo serán más agradables a la vista, también implica que tienen una gran variedad de antioxidantes y fitoquímicos que alimentan a tus bacterias intestinales y minimizan las inflamación. 
  • Los probióticos mantendrán a raya a las bacterias malas, de acuerdo con un artículo publicado por Natures Reviews Inmunology. Los puedes encontrar en alimentos fermentados como el yogur, los pepinillos o el kimchi. Cuando estás tomando antibióticos, es ideal consumirlos para evitar, que al eliminar los virus nocivos, también acaben con la colonia de bacterias benéficas, según informes de un artículo publicado en Science Direct. En este caso puedes recurrir a los probióticos en formato de suplemento y tomarlo dos horas antes de la dosis de antibióticos, según el estudio Prophylactic Saccharomyces boulardii in the prevention of antibiotic-associate diarrea: a prospecty study. Pregunta a tu médico por el tipo de suplemento más adecuado y la dotación. 

RESTAURA TU MICROBIOTA - InfoProbióticos - Al rescate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *