Cada vez es más frecuente escuchar el termino de barrera intestinal en estos tiempos de pandemia, pero realmente ¿qué es? y ¿cuál es su función en nuestro cuerpo?.

 Se sabe que el cuerpo humano diariamente esta expuesto a bacterias, virus, sustancias nocivas y agentes infecciosos que amenazan el equilibrio entre la salud y la enfermedad. 

El tracto gastrointestinal es una de las regiones con mayor prevalencia a estas situaciones, por el tipo de función que desempeña. El intestino ha desarrollado la función de barrera intestinal que es su mecanismo de defensa; éste está compuesto por diferentes elementos (células, bacterias, mucosa, entre otros) que actúan de manera coordinada para impedir el paso de antígenos, toxinas, microbios y a la vez mantiene el correcto desarrollo del sistema inmunitario y la adquisición de tolerancia hacia los elementos que provienen de la dieta y la microbiota intestinal.  La alteración de los mecanismos que componen la función de barrera intestinal se ha asociado al desarrollo de enfermedades inflamatorias en el tracto digestivo como estreñimiento, intolerancia al gluten, colitis, entre otros. 

La primera respuesta inmunitaria de nuestro cuerpo se lleva a cabo en el intestino debido a todas las células defensoras que habitan en ese sitio, estas células tienen características en su anatomía que les ayuda a reconocer bacterias, hongos y virus que son dañinos.

Por esa razón es importante que la función de barrera de nuestro intestino y todo lo que lo compone se encuentre en equilibrio para estar alerta ante cualquier enfermedad ya que la respuesta inmunitaria que se activa en él será la primera que defienda nuestro cuerpo. 

La barrera intestinal no es un elemento estático, sino que se encuentra en constante cambio debido a alteraciones en la dieta, tratamientos médicos, enfermedades crónicas, etc. 

La función barrera intestinal es esencial para el equilibrio dentro del intestino y para la correcta respuesta del sistema inmune que proviene de él. 

Por lo cual una correcta alimentación, y suplementación con elementos probióticos permitirán mantener, restablecer y desarrollar la función de barrera intestinal además de ser una vía prometedora para el tratamiento de enfermedades intestinales. 

Recuerda: salud general desde salud digestiva. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *