Seguramente te es familiar el término Diabetes, Hipertensión, Triglicéridos y Colesterol alto, pero, sabes con certeza, ¿qué es el Síndrome Metabólico?

El Síndrome metabólico es el nombre que se le asignó a la combinación de un grupo de factores de riesgo que en su mayoría son enfermedades y que se presentan 3 al mismo tiempo.

Estos factores de riesgo pueden ser:

  • Cuerpo en forma de manzana, es decir, obesidad central. Es un exceso de grasa en la zona abdominal.
  • Niveles altos de triglicéridos. Este es un tipo de grasa que se encuentra en la sangre.
  • Niveles bajos de Colesterol HDL. Este tipo de colesterol es el bueno y es el que ayuda a eliminar el colesterol de las arterias.
  • Presentar presión alta, Hipertensión. Si esta se mantiene alta por tiempo prolongado, puede dañar el corazón y otros órganos super importantes como los riñones.
  • Niveles altos de azúcar en ayuno, este factor es conocido como Diabetes tipo 2.

Esta enfermedad es silenciosa y las causas pueden ser varias, entre las más destacadas son:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Una vida sedentaria
  • Edad, conforme envejecemos, el riesgo aumenta
  • Puede ser genético, si algún familiar ya fue diagnosticado.
  • Resistencia a la insulina. Es decir, una falla en la hormona que ayuda al cuerpo a asimilar el azúcar que ingerimos.

Por otro lado, te sugerimos checar y cuidar si estas dentro de este grupo de personas que presentan un mayor riesgo de Síndrome Metabólico:

  • Si ya estás diagnosticado con Diabetes tipo 2
  • Si algún hermano o padre tiene Diabetes tipo 2
  • Mujeres con ovario poliquístico
  • Personas que toman medicamentos que causan aumento de peso o cambios en la presión arterial, el colesterol en la sangre y los niveles de azúcar en la sangre

Como puedes ver, ninguno de los factores de riesgo suena desconocido y está en cada uno de nosotros evitar llegar al Síndrome Metabólico que resulta ser una combinación de varias enfermedades metabólicas que dañan definitivamente tu salud.

Te sugerimos empezar poco a poco, como puedes darte cuenta, el primer factor de riesgo es el sobrepeso u obesidad, y principalmente la concentración de grasa a nivel abdominal.  El tener grasa abdominal está relacionado con problemas cardiacos y con el riesgo de presentar grasa adherida a distintos órganos como el hígado, el corazón, entre otros.

Acércate con un especialista de la salud, como nutriólogo o médico, que te pueda orientar para mejorar tus hábitos alimenticios. Por otro lado, actívate, no lleves una vida sedentaria, y por supuesto, muchos necesitan ayuda, pregunta por los suplementos alimenticios que potencializarán tus cambios, así como los probióticos específicos que ayudan a reducir grasa abdominal, como lo es la cepa probiótica BPL1®.

Recuerda, un probiótico es una bacteria buena que brindará beneficios a tu salud.

No todos los probióticos son iguales. Pregunta por el probiótico ideal para el beneficio que estás buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *