MENTE CLARA CON EJERCICIOS

Mente clara con ejercicios 

¿Sabías que el ejercicio mejora la salud mental y la memoria? En efecto hay algunas funciones cerebrales que impacta positivamente, de acuerdo con el artículo Exercise is brain food: 

  • Se genera una saturación de oxígeno y aumento de los vasos sanguíneos, en las áreas del cerebro relacionadas con el pensamiento racional, el desempeño social, físico e intelectual. 
  • Reduce la hormona del estrés y eleva la cantidad de neurotransmisores, como la serotonina y la noradrenalina, que aceleran el procesamiento de información. 
  • Incrementa las neurotrofinas, que apoyan la supervivencia e impulsan la creación de nuevas neuronas. 

Los ejercicios de respiración también pueden aquietar y nutrir la mente, al invadir las células de oxígeno y recargar el organismo en todos los niveles, al tiempo que lo llenan de bienestar. 

Expande tu energía 

Bastan unos minutos en la comodidad de tu casa, para lograr una respiración consciente, elige la que más se acomode a tus necesidades. 

Adiós estrés 

  • Inhala y exhala suave y tranquilamente. 
  • Cierra los ojos 
  • Continua las inspiraciones poco profundas por la nariz y saca el aire. La idea es realizarlo lentamente de tal forma que no emitas la más mínima vibración con el aire que aspiras y exhalas. 
  • Poco a poco sentirás que la calma te invade y las tensiones de la vida cotidiana se desvanecen. 
  • La idea es que tu mente se aquiete, mientras los pensamientos se desvanecen. 

Realiza durante  cinco minutos y sentirás cómo tu mente se centra. 

Mejora tu sueño 

  • Ubica la lengua del paladar detrás de los dientes. 
  • Aspira por la nariz, mientras cuentas lentamente hasta cuatro, aguanta la respiración por cuatro segundos. 
  • Exhala lentamente por la boca como si desinflarás un globo en cuatro tiempos. 

Repite cinco veces. Al despertar te sentirás llena de energía. 

Mente en equilibrio 

  • Coloca el dedo pulgar y el meñique en las comisuras de la boca, mientras que ubicas el índice y anular a los costados de las fosas nasales. 
  • Oprime suavemente con el índice la fosa nasal izquierda y aspira por la fosa nasal derecha, mientras cuentas hasta cinco. 
  • Retira el dedo índice al exhalar y cuenta hasta cinco, mientras oprimes la fosa nasal derecha. 

Repite 10 veces, recuerda cambiar de fosa nasal en cada exhalación. Puede convertirse en una práctica a efectuar antes de una junta, de exponer un proyecto o acudir a un examen. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *