LA IMPORTANCIA DE UNA MICROBIOTA SANA

La importancia de una microbiota sana 

LA IMPORTANCIA DE UNA MICROBIOTA SANA

¿Sabías que la microbiota de un bebé, está compuesta por menos de 100 especies de bacterias? En efecto, está conformada por un equilibrio de microorganismos buenos y malos, de acuerdo con el University of Utah Genetic Science Learning Center. Es única para cada niño, algo así como su propia huella dactilar. 

Construcción con beneficios 

En edad temprana ayuda a la salud del pequeño, por ello fortalecerá el sistema inmunológico, será parte esencial de la maduración del intestino y de la digestión de nutrientes. Imagínate,  aproximadamente el 70 por ciento del sistema inmunológico, se albergará en el tracto digestivo intestinal. 

También será clave en el comportamiento, investigadores del Children´s Hospital of Pennsylvania, detectaron que esos microorganismos de la microbiota, serán promotores del 94 por ciento de la serotonina de un niño, que influirá en su estado de ánimo, depresión e incluso el comportamiento. 

Otro estudio efectuado por la Ohio State University, descubrió que el estado de ánimo, curiosidad, sociabilidad, impulsividad y extroversión de los infantes, están relacionados con las diferentes especies bacterianas genéticas. 

En la Universidad de Carolina del Norte, estudiaron a bebés de 12 meses que poseían una combinación óptima de bacterias intestinales, lo que les permitió desarrollaran mejores habilidades cognitivas a la edad de dos años, especialmente en el área del comportamiento comunicativo. 

Una gran diversidad de estudios han comprobado, que los primeros años son importantes para establecer la microbiota, pues se nace con pocos microbios y posteriormente, las comunidades bacterianas se van ensamblando sobre él, de acuerdo con un artículo sobre el desarrollo de la microbiota intestinal del bebé, publicado por la revista Nature. 

Nutrición precisa 

  • La leche materna y una adecuada dieta preescolar, se asocian a la composición de una microbiota intestinal sana, diversidad funcional y una adecuada regulación metabólica, hasta la edad de los seis a nueve años de edad, de acuerdo con el estudio Impact of early events and lifestyle on the gut microbiota and metabolic phenotypes in young school-age children. 
  • La ingesta de probióticos -entre los que se encontraba el Bifidobacterium lactis BB12 y Lactobacillus rhamnosus GG ATCC 53103- demostró su eficacia para reducir las alergias, en un estudio realizado en la Universidad de Turku, en Finlandia. 

Por ello es importante incluir los nutrientes adecuados para fortalecerla: 

  • Debe incluir proteínas vegetales y fibra dietética. 
  • Evita los alimentos que posean aditivos artificiales, como colorantes, saborizantes y conservadores. 
  • Probióticos, que se encuentran en alimentos fermentados como el yogur y el kéfir. 
  • Prebióticos que alimentan a las bacterias buenas, obtenlos de los pistaches, avena, salvado y centeno.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *