Enséñale hábitos que salvarán su vida

Los infantes, ante la cuarentena por el COVID-19 podrían presentar estrés y hasta tristeza; sin embargo, es una oportunidad para platicar con el tuyo, si es un preescolar y enseñarle algunos buenos hábitos, que podrían ayudarle a evitar infecciones, ahora y siempre.

De acuerdo, con la Organización Mundial de la Salud, debes preguntarle cuanto sabe del tema, tal vez no debes ser muy específica en términos médicos, pero si tratar de brindarle una explicación adecuada a su corta edad. Además aprovecha para incluir nuevas actividades en su rutina, que serán de gran ayuda para cuidar su salud.

Que comiencen las lecciones

Los siguientes hábitos serán de gran utilidad:

 

  • Lo ideal es que lo alejes de las redes sociales y pantallas de televisión, con la finalidad de evitar se estrese al ver las noticias. Establece rutinas, pues a los niños les brinda seguridad, saber que sigue a continuación. Hasta para dormir, debe continuar con horarios establecidos, pues el descanso de 10 a 13 horas, es indispensable para infantes de tres a cinco años, para evitar que disminuya la eficiencia de su sistema inmune.

 

  • Enséñale como lavarse las manos correctamente, será su primera línea de defensa frente a este coronavirus y otras enfermedades infecciosas. En días pasados se publicó un estudio en el New England Journal of Medicine, el cual comprobó que los gérmenes contenidos en las gotículas emitidas por un infectado al toser o estornudar, pueden sobrevivir en superficies como el cartón por 24 horas, acero inoxidable dos días y plástico duro hasta 48 horas. Muéstrale que debe cubrir completamente las palmas y el dorso de las manos con las burbujas del jabón, además de frotar las uñas, para después proceder a enjuagarse con abundante agua. Lo ideal es que tú lo acompañes, cada que tenga que lavarlas para asegurarte que lo haga bien.

 

  • Pídele que no se toque la boca, nariz y ojos, también se ha determinado que el COVID-19 puede causar conjuntivitis en el 3% de los casos, de acuerdo con el Centro Oftalmológico de Barcelona.

 

  • Con tantas actividades que le permiten descubrir el mundo, es probable que no desee comer, pero asegúrate ingiera pequeños bocadillos con proteína como un yogur, el cual le brindará energía y además posee probióticos que benefician a su microbiota intestinal, logrando fortalecer su sistema inmune. Se ha descubierto que la cepa de probióticos Bifidobacterium lactis BB12 tienen efectos benéficos en la salud gastrointestinal y la función inmunitaria, de acuerdo con el artículo La microbiota intestinal en el desarrollo del sistema inmune del recién nacido publicado en la Revista cubana de Pediatría. Mientras que los probióticos de la cepa Lactobacillus rhamnosus LGG, tienen la habilidad de reducir infecciones de las vías respiratorias y el uso de antibióticos en niños, de acuerdo con una investigación realizada por West China School of Public Health, Sichuan University.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *