Actualmente muchos especialistas han descubierto que la salud del intestino es fundamental para la salud en general y de lo contrario si un intestino es poco saludable contribuye a una amplia gama de enfermedades, que pueden ser la diabetes, la obesidad, e inclusive cuestiones mentales como la depresión, etc.

Aquí te recomendamos algunos aspectos esenciales para mantener recuperar tu salud intestinal:

Evita todo lo que pueda causarte inflamación intestinal

Algunos ejemplos son:

  • Medicamentos como antibióticos, anticonceptivos o antinflamatorios.
  • Dietas altas en carbohidratos refinados, azúcar y alimentos procesados.
  • Las dietas bajas en fibras.
  • Toxinas dietéticas como los aceites de semillas de trigo.
  • Estrés crónico.

Cuida la microbiota intestinal

El intestino humano contiene tantas bacterias como células humanas en todo el cuerpo, con más de 400 especies de bacterias diferentes.

Entre otras cosas, la microbiota intestinal promueve la función gastrointestinal normal, proporciona protección contra las infecciones, regula el metabolismo y hace madurar nuestro sistema inmune. Para ellos debes de:

  • Retirar todas las toxinas de los alimentos de tu dieta.
  • Maximizar tu capacidad digestiva comiendo con hambre y dejando espacio entre las comidas para que tus jugos gástricos actúen con normalidad.
  • Tomar probióticos de calidad en tu dieta diaria, las cepas BB12® y LGG ® han demostrado tener como principal función, restablecer, mantener y proteger la microbiota intestinal

Regula la acidez de tu estómago

El ácido del estómago es un requisito previo para una digestión saludable.

Si el pH del estómago es demasiado alto (debido al ácido del estómago insuficiente), las enzimas pancreáticas no serán secretadas y los carbohidratos no se descompondrán de manera correcta. Si estos carbohidratos no son digeridos provocarán un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado, que a su vez conduce a un aumento de la producción de gas y molestias digestivas. Puedes regular tu acidez procurando no usar de manera prolongada los “protectores gástricos” como el omeprazol. Una dieta baja en proteína animal puede disminuir la secreción de acido en el estomago y atrofiar la mucosa gástrica. La edad también es un factor que influye en la producción de ácidos gástricos correctamente, científicos han encontrado que más del 30 por ciento de los hombres y mujeres más allá de la edad de 60 años sufren de gastritis atrófica, una condición marcada por poco o nada de la secreción de ácido.

Ante estas recomendaciones es indispensable que consultes al especialista médico y de nutrición para que él pueda recomendarte un régimen de alimentación adecuado a tu estilo de vida.

Recuerda que puedes tener salud general desde la salud digestiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *