Lo que comes, altera tu microbiota intestinal y tu salud.

Si en estas fiestas patrias estás pensando comer gorditas, taquitos, quesadillas, sopecitos, pozole, entre otros platillos típicos mexicanos, OJO, modificarás tu microbiota intestinal ocasionando malestar gastrointestinal.

Cada vez es más sabido que existe una relación directa entre la diversidad de la microbiota intestinal y la alimentación. Y sabemos que la calidad de la microbiota intestinal está directamente relacionada con salud general. Es por esto, que es de vital importancia cuidar nuestra alimentación para evitar simplemente malestar gastrointestinal como inflamación, estreñimiento e incluso diarrea.

Varios estudios han explorado justamente el vínculo entre la dieta y la microbiota intestinal como parte de una alternativa para modificar a nuestro favor la misma. Cada macronutriente que ingerimos como lo pueden ser las proteínas, las grasas y las fibras dietéticas, influyen específicamente en la diversidad de bacterias que van a colonizar la microbiota intestinal con la finalidad de apoyar al metabolismo de lo que ingerimos.

Por ejemplo, una dieta con alto contenido de fibra aumentará el número de bacterias capaces de fermentar dichas fibras, por lo que serán bacterias que producen sustancias como butirato. Si la dieta se basa en proteína, se incrementará el número de bacteroides que tienen actividad proteolítica, es decir, metabolizan mejor las proteínas.

Por otro lado, se ha determina que la grasa dietética tiene un impacto indirecto en la diversidad de la microbiota intestinal: una dieta alta en grasas estimula la producción de ácidos biliares lo cual ocasiona un incremento en bacterias capaces de metabolizar dicho ácido, pero induce la pérdida de otras especies bacterianas debido al efecto negativo que el ácido tiene en las bacterias, las mata.

Es por esto que presentamos inflamación y malestar gastrointestinal cuando ingerimos alimentos con mucha grasa, pues inmediatamente presentamos una alteración negativa en nuestra microbiota intestinal, es decir, una disbiosis.

Una herramienta eficaz para controlar y evitar un desequilibrio en tu microbiota intestinal y por consiguiente malestar gastrointestinal, es el uso de probióticos. Prepara a tu cuerpo para estas fiestas patrias consumiendo probióticos. Recuerda, no todos son iguales ni sirven para lo mismo, tú necesitas equilibrar y mantener estable tu microbiota intestinal, para esto, te sugerimos pruebes la mezcla de Bifidobacterium lactis BB-12®️ con Lactobacillus rhamnosus LGG®️, está combinación trabajan en sinergia para tu salud intestinal.

Referencia:
Diet influence on the gut microbiota and dysbiosis related to nutritionalDisorders; M. Tidjani Alou et al. / Human Microbiome Journal 1 (2016) 3–11

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *