La invasión de un virus, se genera cuando entra en las las células de su huésped, con la finalidad de sobrevivir y replicarse. Cuando se encuentra dentro de las células, el sistema inmune no lo detecta y por lo tanto, ignora que se ha generado una infección.

Por fortuna tu cuerpo cuenta con la asistencia continua de las células T, que patrullan por el organismo en busca de infecciones. Debes saber que las células T citotóxicas, poseen un arsenal para detectar las células infectadas por un virus y las mata; aunque no siempre es fácil localizar a los virus, ya que son altamente adaptables y han desarrollado estrategias para evitar la detección, de acuerdo con British Society for Immunology.

En pie de guerra

El cuerpo cuenta con varios escuadrones como los anticuerpos, proteínas que tienen la habilidad de reconocer microorganismos patógenos invasores, para lo cual se adhieren a ellos con el fin de erradicarlos.

Para que el sistema inmunológico se mantenga en óptimas condiciones y que logre lanzar sus ataques de defensa, es importante fortalecerlo con tácticas saludables, como las siguientes, de acuerdo con Harvard Medical School:

  1. Reduce el estrés, ya que genera una alarma de huida, que desvía la energía a los músculos y el cerebro, para lograrlo le resta combustible al sistema inmune, por lo que bajan las defensas. Practica meditación para relajarte.
  2. Dieta rica en antioxidantes, que destruye los radicales libres generados en el cuerpo, por la contaminación, fumar e incluso la luz ultravioleta; así crea escudos para proteger la integridad de las células y tejidos. Encuéntralos en alimentos ricos en betacarotenos como la zanahoria, duraznos, pimientos rojos y amarillos y camote dulce.
4-P-OK1
  1. Mantén un peso saludable, en esta tarea el ejercicio se puede convertir en tu aliado, ya que logra incrementar la producción de células T, al tiempo que aumenta su potencial en contra de los virus. Además es eficiente para reducir la inflamación, de acuerdo con el Journal Nursin Older People.
  2. Apuesta por los probióticos Lactobacillus paracasei L.casei 431 y Bifidobacterium animalis ssp.lactis BB-12, que mostraron ser eficientes para modular la respuesta inmune; los cuales al ser administrados a un grupo de 211 personas, a las que después de dos semana se les administro una vacuna contra la influenza estacional; tras seis semanas se les realizó una prueba en la que mostraron una alza de anticuerpos IgG, que brindan protección contra infecciones bacterianas y víricas, de acuerdo con el estudio lactis, BB-12® and Lactobacillus paracasei ssp. paracasei, L. casei Evaluation of the immune benefits of two probiotic strains Bifidobacterium animalis ssp. 431® in an influenza vaccination model: a randomised, double-blind, placebo-controlled study.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *